Senado reconoce Zoila V. Martínez Guante como destacada defensora de los Derechos Humanos

0
364
Los senadores Félix Vásquez, Prin Pujals, Dionis Sánchez, Amarilis Santana y Edis Vásquez, al momento de entregar el pergamino de reconocimiento a la Defensora del Pueblo, doctora Zoila Martínez Guante (al centro).

Santo Domingo. El Senado de la República reconoció este 16 de mayo a la doctora Zoila Violeta Martínez Guante, titular de Defensor del Pueblo, como destacada defensora de los Derechos Humanos. La dama obtuvo la distinción durante un acto realizado en el Palacio del Congreso Nacional, donde una comisión de senadores y senadoras le entregaron un pergamino en el que se distinguió por su “compromiso inquebrantable en proteger, ayudar y dar aliento a los más necesarios, especialmente niños y niñas que también están en las calles, que también están en adultos y en centros penitenciarios.

La resolución emitida por el Senado, firmada por su presidente el licenciado Rinaldo Pared Pérez, el licenciado Edis Fernando Mateo Vásquez y el médico Prim Pujals Nolasco, secretarios, indica que reconoce a la doctora Martínez Guante, por ser una gran defensora de los derechos humanos . Acción realizada desde temprana edad y como profesional del Derecho.

“La doctora Zoila Violeta Martínez Guante, demostró una gran vocación de servicio a favor de los más necesitados, sobre todo, dando asistencia gratuita a las personas que se encontraban reclutas en centros penitenciarios del país y que no contaban con recursos económicos para pagar los servicios profesionales de abogados que ayudan en sus medios de defensa “.

La distinción indica que también recibió el descarrimiento, la entrega y la vocación de servicio de la doctora Martínez Guante, un favor de los más necesarios, además de su excelente preparación académica y brillante carrera profesional, gracia a la cual ocupación y posición importante en el sector público , Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria en la República de Corea, ejerciendo el mismo tiempo como Cónsul General y Ministro Consejero, Directora General de la Cédula Personal de Identidad, Secretaría de Estado-Procuradora Fiscal del Distrito Nacional, Embajadora Inspectora de Embajadas, Consulados y Legaciones Acreditadas y Defensora del Pueblo, posición que ocupa desde el 15 de mayo de 2013.

“La doctora Zoila Violeta Martínez Guante es pionera en ocupar el cargo de Defensora del Pueblo y por aplicación del marco normativo, elaboración e implementación de mecanismos de control, para el efectivo y efectivo funcionamiento”.

Se recuerda que, durante su gestión en Corea del Sur, como Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria, creó la sede de la Embajada Dominicana en Seúl; como Cónsul General y Ministra Consejera Encargada de Negocios creó una biblioteca y trajo al país 18 compañías de Zonas Francas y 8 naves adicionales, con las cuales se crearon unos 25 millones de nuevos empleos. Asimismo, 18 escuelas, a través de la Oficina de Desarrollo a la Comunidad (ODC) para favorecer a los hijos del campesinado dominicano.

“Desde estas posiciones sin lugar a duda sus contribuciones han contribuido con la consolidación de un estado de Derecho y con el fortalecimiento de nuestras instituciones”, dice la Resolución del Senado.

De igual forma, su vasta experiencia profesional y dilatada vida pública, la metáfora de Martínez Guante, escribir varias obras literarias, entre ellas: “Manual Práctico de Orientación Diplomática”, “Introducción a la Diplomacia”, “Un Grito de Indignación”, ” Testimonio de una Amistad (Balaguer y Yo) “,” Temas del Diario Vivir “,” Dominicanas de Espíritu Indomable “,” Corea Tierra de Promisión “,” Mujeres, Aportes y Sociedad Tomo I y Tomo II “.

Ha sido merecedora de otros reconocimientos entre ellos: Mujer del Año (1990) por el Movimiento Cultural Dominicano; el Gran Premio Nacional al Mérito Jurídico “Fray Antón de Montesinos”, por la Asociación Dominicana de Abogados.

La República de Corea del Sur la distinción, otorgándole la condecoración de la Orden Diplomática del Servicio al Mérito “GWANGHWAMEDAL” (1994) y la República Dominicana como la condecoración de la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, en el grado de Caballero y la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, en el Grado Gran Cruz Placa de Plata, la más alta condecoración que otorga el Poder Ejecutivo a un ciudadano por servicios prestados a la Nación.

Discurso de Dra. Zoila Violeta Martínez Guante

DR. REINALDO PARED PÉREZ
Presidente del Senado de la República Dominicana y demás Senadores

Familiares y amigos de siempre

Como es un conocimiento general, es alérgico a los aplausos, presas, loas o reconocimientos, al igual que todo lo contrario, cada ciudadano lucha por el bien común. Provengo de un barrio pobre de la Ciudad Capital, VILLA CONSUELO y agradezco en Dios el privilegio que me otorgó de haber nacido de unos padres que estaban impregnados de principios, valores, solidaridad, defensa de los vecinos más empobrecidos, así como no albergar malquerencia gratis contra nadie Acicatearon mi espíritu, inclinándome a los estudios porque estos abren la ventana al mundo del conocimiento.

Hago una excepción al recibir este reconocimiento del Senado de la República para dedicarlo a la memoria de mis progenitores que viven en mí, DON BIENVENIDO JOAQUÍN MARTÍNEZ ACEVEDO Y DOÑA MARINA CARIDAD GUANTE CAMINERO VDA. MARTÍNEZ (DOÑA CACHITA), MI HIJO INOLVIDABLE JOAQUÍN FRANCISCO MEDINA MARTÍNEZ, QUIENES MORAN EN REGIONES IGNOTAS. A mis hijos, hijas, nietos, hermanos y sobrinos, aquí presente, que no pueden asistir por asunto de espacio, quienes de una forma u otra me han cobijado bajo la sombrilla de la solidaridad y el calor humano.

Desde que nací el contado con la ayuda de Dios Misericordioso, que nunca me había dejado solo, aún en los momentos más difíciles de mi vida, donde había bebido, tanto en la fuente de agua como en la retama, como de agua fresca de Manantiales y con el calor de la mano amiga de quienes considera familia.

Aquí presente se encuentra la Lic. Maricela Larancuent que estudió con la dirección de la palabra hace 63 años, en la antigua Escuela de Perito Contador, en la calle Hostos, que hoy lleva el nombre de mi profesor y amigo Dr. Víctor Estrella Liz, asesinado en la cabeza del puente Duarte en 1961, a la llegada de la OEA, a la caída de la dictadura, por su acción en la defensa de los derechos humanos y las libertades públicas.

Presentes aquí están además, algunos de mis compañeros de estudios en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), hace cerca de 56 años. Entre ellos, los doctores ROLANDO DE LA CRUZ BELLO, ADRIANO URIBE MATOS, ANDREINA AMARO REYES y la magistrada ENILDA REYES PÉREZ, son mis hermanos del alma.

Agradezco muy especialmente la presencia de alguien a quien he escogido como mi hermano desde 1962, el doctor Marino Vinicio Castillo -Vincho Castillo-. Tuve el privilegio de ser su primera secretaria, a la vez de desempeñarme como INSPECTORA DE MUJERES Y MENORES de la Secretaría de Estado de Trabajo. PARA EL MI ABRAZO FRATERNO.

Señoras y señores, la defensa de los derechos humanos y las libertades públicas no son palabras, es un sentimiento, una rebeldía, un impulso, una vocación irrefrenable que viene con la persona al nacer, cuando ve, advierte, observa y vive, los abusos de los más fuertes contra los más débiles o contra los que no saben defenderse, porque no conocen sus derechos, o los oprime el miedo.

Traigo a mi memoria a un ícono de la defensa de los derechos humanos y de las libertades públicas, al reverendo MARTIN LUTHER KING, quien luchó vehementemente contra la segregación racial, así como a Rosa Parks, afroamericana procedente de Alabama, figura importante del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, quien pasó a la historia por haberse negado a ceder su asiento, del autobús en que se trasladaba, a una persona de raza blanca. Su valentía le ha merecido el reconocimiento de ser llamada “la primera dama de los derechos civiles” en los Estados Unidos de Norteamérica. Su cadáver fue velado en la Casa Blanca.

Rememoremos a JACKIE ROBINSON, ícono de las Ligas Mayores de Béisbol. Se destacó por realizar una firme actividad política y comunitaria por la igualdad de derechos humanos y la lucha contra la discriminación racial. Además, se convirtió en el primer jugador en romper la barrera racial de este deporte donde la segregación era mandato desde 1889. Debutó el 15 de abril de 1947, jugando para el equipo Brooklyn Dodgers. Cuando salió al terreno todos los fanáticos, de pie, lo abuchearon una y otra vez, pero él no se inmutaba. Obtuvo posterior que ese mismo público lo convirtiese en un ídolo, por la fuerza de su bateo y otras habilidades. Rompió varios récords y marcó otros, abriendo las puertas a jugadores de béisbol de raza negra y latina. Desde el año 1997 se le rinde homenaje al retirarse, de manera definitiva de las camisetas de los jugadores de las ligas mayores, el número de su uniforme (42).

Oportuno es recordar a NELSON MANDELA, quien instauró un nuevo estilo de lucha: LA HUELGA DE HAMBRE. Llegó de la cárcel al solio presidencial, siendo el primer presidente de raza negra en la historia de Sudáfrica (1994). De igual manera a MALALA YOUSAFZAI, de origen pakistaní quien, en el año 2014, con apenas 17 años, fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz, tras defender los derechos de los niños y niñas a la educación. Fue víctima de un atentado que casi le costó la vida, de manos de un fundamentalista del régimen Talibán.

En nuestra tierra, la suya, la mía, la de todos los dominicanos, os recuerdo que el primer defensor de los derechos humanos fue FRAY ANTON DE MONTESINOS, quien subió al púlpito de la iglesia de los dominicos, en La Española, para pronunciar su memorable SERMÓN DE ADVIENTO. Posteriormente se le unió el Fraile dominico, BARTOLOMÉ DE LAS CASAS. No debo dejar de mencionar al indómito CACIQUE ENRIQUILLO, quien se sublevó frente a los españoles por los tantos abusos contra los indígenas alojándose, junto a un grupo de seguidores, en las agrestes montañas de Bahoruco.

Miles de dominicanos y dominicanas, defensores natos, abonaron con su sangre esta tierra tan querida, entre ellos, MAURICIO BÁEZ, líder sindical, oriundo de San Pedro de Macorís, defensor de los derechos de los trabajadores cañeros.

JOSÉ MESSÓN, ex sargento de la Marina, recordado por la dramática foto donde aparece con los ojos desorbitados de horror, ante los corrientazos que recibía y el Dr. MIGUEL ÁLVAREZ FADUL, ambos torturados en la temible silla eléctrica de la cárcel horrenda de La 40.

Recordemos también al Dr. MANUEL ANTONIO TEJADA FLORENTINO, un abanderado de la dignidad nacional, a las hermanas PATRIA, MINERVA Y MARÍA TERESA MIRABAL, así como RUFINO DE LA CRUZ, quien no era su chofer, pero el día de aquel horrendo crimen, por azares de la vida, manejaba el vehículo que las trasladaba a su destino y a todos los expedicionarios del Movimiento 14 de Junio y otras tantas expediciones que llegaron al país para enfrentar la dictadura trujillista, así como a los constitucionalistas que cayeron luchando por la defensa de la soberanía de la nación.

Es oportuno mencionar a ANIANA VARGAS Jáquez, luchadora anti trujillista y defensora del medio ambiente, y a JOSEFINA GAUTIER DE ÁLVAREZ a quien aún el país no le ha reconocido sus méritos por haber facilitado su residencia escondiendo por seis meses a Don Luis Amiama Tió, la noche del 30 de mayo, luego de éste haber participado en el ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Comparto esta distinción con todas las mujeres, hombres y jóvenes de ambos sexos del país, que desde siempre luchan y se esfuerzan por los más desvalidos y por el respeto perenne de los derechos humanos y las libertades públicas en cualquier provincia, pueblo, municipio, paraje, barrio, patio, esquina o rincón de nuestro país.

Ahora permítanme realizar un reconocimiento especial al sacerdote, expresidente de la pastoral Juvenil, PADRE LUIS ROSARIO, con quien nos enfrascamos en la lucha de rescatar a los niños, niñas y adolescentes, cuya morada eran las cuevas del Malecón – llamados despectivamente palomos o huele cemento- y al también SACERDOTE FRANCISCO CORDERO, párroco de la iglesia de Cristo Rey, quien me ha apoyado en el afán, desde siempre, para que a los envejecientes se les respete su dignidad y se les arrope de cuidados, cariño y protección, así como en mi lucha para que a los reclusos en las cárceles, especialmente ahora la del viejo modelo, se les tenga un mínimo de humanismo.
CON VEHEMENCIA HE SOLICITADO LO MISMO A LOS DIFERENTES GOBIERNOS DEL PAÍS.

En este momento externo mi gratitud al proponente de este reconocimiento, que ha conmovido las fibras más sensibles de mi espíritu: el Senador por la Provincia Sánchez Ramírez (Cotuí), don Félix Vásquez Espinal, un dominicano que alzó vuelo al poner en práctica, a nuestro juicio, lo expresado por el gran poeta español, don Antonio Machado, cuando en uno de sus versos expresó: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” y se me ocurre que don FELIX VÁSQUEZ ESPINAL, posee también la fuerza de los juncos verdes, que con más impulso se levantan cuanto más los abate el viento.

Gracias a todos los que apoyaron la propuesta: DR. PRIM PUJALS NOLASCO, LIC, ADRIANO SANCHEZ ROA, LIC. AMABLE ARISTY CASTRO, DR. JOSE HAZIM FRAPPIER, DR. LUIS RENE CANAAN, LIC, RAFAEL CALDERON MARTINEZ, entre muchos otros. Gracias, muy especial al Presidente del Senado, DR. REINALDO PARED PÉREZ, por acoger y darle vida a dicha iniciativa. MI DEUDA DE GRATITUD POR SIEMPRE.

Amigos todos, rememoremos en este momento al insigne libertador de Cuba, JOSÉ MARTÍ, con esta hermosa rosa blanca de su “jardín de ensueño”, para que con su aroma impregne la deuda de gratitud que contraigo con ustedes, señores senadores y amigos presentes, la coloco en las manos del proponente.

Este reconocimiento me comprometerá aún más, hasta que me quede aliento, a favor de la lucha contra la discriminación contra el odio y el odio a los derechos humanos, más allá de los derechos humanos, protegido por el Señor Jesucristo, apostando por un país más humano, más unido, más cristiano, en fin … un mejor país.

Gracias y un efluvio de bendiciones,

ZOILA VIOLETA MARTÍNEZ GUANTE

16 de mayo de 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios