Crece la delincuencia en Cabral

0
622

Por Esbel Orlando Serrano Gómez

La ola de delincuencia ha crecido de manera alarmante, se pone en peligro la seguridad ciudadana y se multiplican las víctimas del más despiadado desprecio por la dignidad humana. Todas las comunidades tienen sectores, en que resulta demasiado arriesgado salir a la calle, en esto cabe mencionar a la comunidad de Cabral, después de las once de la noche no se puede salir con nada en las manos.

¿Pero qué está haciendo la policía para combatirla?

Lo cierto es que no parece existir una estrategia clara, a fin de controlar estos actos delictivos, esto se ve reflejado en los debates y análisis que a diario se escuchan en todos los estratos sociales del pueblo, la cual revela que la inseguridad ocupa un alto porcentaje.

Este lastre social ha aumentado en los últimos años por la falta de control y organización de la justicia local.

Cabral adolece de justicia, la dotación policíal asignada al pueblo suroestano, no ha sido capaz de contrarrestar los niveles de delicncuencia, la cual aumenta y se desarrolla sin control.

No hacen nada, se han aliado al bajo mundo para buscar dinero, del macuteo ha hecho una profesión, tan solo ha y que observar sus rutinarias visitas a centros de diversiones.

La delincuencia pasa a un primer plano, las personas se siente insegura, no solo en las calles sino también en sus propias casas, las bancas de lotería y apuestas, licor store entre otros negocios, son zozobrados por los delincuentes, sumado a inexistente patrullaje, control y prevención policial.

En este sentido, las autoridades representadas en alcaldía, ministerio público, policía nacional y otras instituciones hacen muy poco, mejor dicho nada.

Cabral está desprotegida, abandonada, falta de altos dolientes que la proteja, ya es tiempo de que, las autoridades se pongan a trabajar de manera coordinada para enfrentar la delincuencia, con el objetivo de que los munícipes vivan en una sociedad segura.

Los cabraleños esperamos resultados y mejoras sustanciales, ya que la población necesita estar tranquila en su accionar cotidiano.

Los munícipes y visitantes, necesitamos caminar por las calles tranquilos, sin temor a que vamos a ser dañados.

Ojalá el panorama cambie pronto!!!

Son mis anhelos.

El autor es oriundo de Cabral.

Comentarios