Leonel, Danilo, Hipólito, Miguel V, etc., ninguno sirve

0
241

Por Miguel Espaillat Grullón New York, NY 19/04/18

1- El difunto Don Antonio Guzmán, en días previos a su suicidio andaba sumamente deprimido al enterarse de los charlatanes, ladrones e irresponsables que habían sido la mayoría de sus ministros y otros funcionarios de su gobierno. Por la conducta deleznable de esa peste, sufrió una decepción terrible, principalmente con quienes él había depositado su confianza, porque los creía serios, pero que fallaron grandemente frente al juramento que delante de un crucifijo habían jurado cumplir y hacer cumplir con responsabilidad, honradez y determinación.

2- Por aquellos días aciagos, cuando Don Antonio hablaba indibidualmente del funcionario transgresor, amargamente solía decir: “ese no sirve”. Tantas inconductas, a un hombre de tanta dignidad como él, lo llenaron de vergüenza, entonces, enajenado por el peso de las canalladas, se derrumbó frente a tantas inmundicias. El fin de Don Antonio ya es historia; aquel gran hombre, para desgracia de nuestra patria y del PRD, se suicidó en la madrugada del 4 de julio de 1982. Pese a que han pasado 36 años de aquel hecho triste y macabro, todavía, al recordarlo no puedo evitar que me embarguen dejos de sentimientos contrapuestos de tristeza, frustración, rabia e indignación.

3- El comportamiento de los presidentes y funcionarios subsiguientes a Don Antonio, no ha sido diferente a la de aquellas crápulas que llevaron a Don Antonio al suicidio, sino, que por el contrario, estos han perfeccionado las técnicas de robar y traicionar a la patria, a la vez, que han desarrollado una capacidad que desborda la maldad para asumir el cinismo y de maniobrar ante un pueblo, para presentarse como dechados de virtudes; razón por la cual, se venden como insustituibles en los puestos que detentan, lo que ha generado la maldita reelección presidencial, repetición en el congreso y en los municipios, como también, maniobras para permanecer de por vida en cargo que se ocupa o ascender a otro donde hay más dinero para robar.

4- La cuestión es, que al ver tanta maldad, tanta ignominia, de los que nos desgobiernan – por hartazgo – se ha generado en la población – principalmente entre los dominicanos que verdaderamente nos duele la patria, un incremento exponencial de los sentimientos contrapuestos anteriormente aludidos de tristeza, frustración, rabia e indignación, en cuyo trance, la rebeldía, la venganza, la sed de justicia, son en nuestra mentes y pechos, los sentimientos que laten y que nos mueven a la acción contra estos demonios de hombres que como plaga apocalíptica han caído sobre nuestra patria.

5- De ellos decía Don Antonio en su angustia existencial – ” ninguno sirve”. Hoy los que le hemos sobrevivido y continuado mirando y padeciendo la reproducción del legado de fechorías de aquellos, también tenemos que decir: “no sirven ningunos, son todos unos sinvergüenzas, unos descarados, unos cínicos, unos saqueadores, unos traidores a la patria”.

¿Específicamente de quienes hablamos?

Hablamos de Leonel, Danilo, Hipólito, Miguel Vargas, y de quienes esperan sustituirles como Temístocles Montas, Felucho Jiménez, Francisco Javier García, Reinaldo Pared Pérez, Francisco Domínguez Brito, Radhamés Segura, y un largo etcétera.

6- Leonel es el padre de la corrupción y del entreguismo; el mas responsable de la desgracia que hoy vive nuestra patria. El es el cínico, demagogo, impostor, el mayor simulador; un depredador del erario, una verdadera desgracia nacional. Su inmensa riqueza y la de sus allegados, proviene de la infamia de duplicar y hasta triplicar el valor de las obras construidas por el estado (carreteras, puentes, edificios, remodelaciones, puertos, aeropuertos). También han hecho fortunas mal habidas con las sobrevaluaciones de las compras y contrataciones. Pero donde el León ha sabido cortar el bacalao es con la Barrick Gold. Con la concesión de este vil contrato, Leonel se hace reo del desprecio de nuestro pueblo y merecedor de la degradación cívica, lo que añadido a sus demás desmanes de lesa patria, lo hacen acreedor de la cárcel de por vida, y si estuviéramos una legislación que contemplara la pena de muerte, estoy seguro que ese sería el veredicto de un jurado colegiado con la virtud de aplicar la pena justa a los traidores.

7-Danilo Medina, otro cínico; un gran mentiroso, un hombre sin escrúpulos, con ambición enfermiza de poder, un gran entreguista; él ha hipotecado el país y dejado que la emigración de ilegales, sobre todo la haitiana, se haya desbordado para tornarse en un grave problema que ha generado una confrontación étnica preocupante, que de no buscarle solución rápida, puede derivar en un gran derramamiento de sangre. Leonel y Danilo, en definitiva son la suma de todas las maldades. Con ellos dos, la perversidad se ha hecho carne.

8a- Hipólito Mejía: otro gran mal nacional. Sobre él pesan la vigencia del PLD y el jugar con nuestra constitución. Él fue quien dio inicio al asunto de cambiar la Constitución, para dar paso a la traumática reelección. Hipólito políticamente no es diferente a Danilo, Leonel, Miguel Vargas, Amable Aristy Castro, ni a ningún otro de esos especímenes que en conjunto han arruinado la República. El también es ambicioso en demasía, demagogo, cínico, sin palabra, que para nada le duele la patria, ni la gente de su Partido que tan apasionadamente lo sigue. El se burla de ellos, que dicho sea de paso, le han dado tanto poder y glorias inmerecidas. Pero Hipólito tiene una mácula vergonzosa e imborrable; prestarse a ser una “Quinta Columna” para dañar a lo que supuestamente son los suyos, lo llevará al zafacón de la historia.

8b – Desde las elecciones del 2012, Hipólito viene jugando ese deleznable papel, ahora lo reafirma, haciendo causa común con Danilo al apoyar las primarias abiertas, en contra de la decisión mayoritaria de la dirección “de su Partido”. El justifica su decisión, argumentando que hace diez años apoyó que fueran abiertas, que él es un hombre coherente, que se respeta, por lo que no puede estar diciendo una cosa hoy y otra mañana. Para los desmemoriados que lo apoyan basados en esta declaración, les recuerdo, que él se pasó dos años diciendo que no se iba a reelegir, tiempo en los que repitió 165 veces esa afirmación. Luego, contra vientos y marea y contradiciendo sus palabras, trató de reelegirse. También les recuerdo, que Hipólito había dicho repetidas veces que nunca más iba a aspirar a presidente, para en la tarde o al otro día, asumir lo contrario. En este tenor, juró que si Danilo era el candidato él se iba para Gurabo a sembrar yuca. De ese juramento todos sabemos lo que pasó. Es decir, que si analizamos este comportamiento de Mejía, nos damos cuenta, que su inclinación por las primarias abiertas no es por ser coherente, sino por otros asuntos, que ya, los no idiotas sabemos sus motivos…Pero además, en política, las decisiones de esta naturaleza son tomadas en base a las circunstancias que demanda el momento histórico y político, no por cuestiones de índole personales.

9- En cuanto a los hechos contra patria protagonizados por Miguel Vargas, son tantos y tan conocidos, que no es necesario traerlos a colación para tipificarlo, como comerciante de la política, corrupto hasta la médula, inescrupuloso, cínico, amante y esclavo del dinero, un ser indigno, ruin y despreciable.

10- De los demás despreciables, el listado es largo y tendido. Nuestra patria se ha llenado de estos especímenes. Entre estos cuentan, Francisco Domínguez Brito, quien ahora aspira a presidente, para según él acabar con la corrupción y la impunidad. A él le parece que los dominicanos nos vamos a tragar ese cuento, sabiendo que el Claudicó con la corrupción al entenderse con Félix Bautista y Leonel. A Amable Aristy Castro, la política lo ha hecho tan millonario, que se da el lujo de regalarle a su mujer de cumpleaños un Rolls Royce de 350 mil dólares, y de tener hasta su helicóptero privado. Felix Bautista, Victor de la Rúa, Temístocles Montas, Franklin Almeida Rancier, Felucho Jiménez, Francisco Javier García, Reinaldo Pared Pérez, todos ellos, de pobres diablos a millonarios en dólares y euros, sin pasar por alto, que Danilo y Leonel eran proletarios. Después, sus allegados también, todos se han convertidos en millonarios. ¿Cómo se hicieron de semejante fortuna?, huelga decirlo.

11- Para finalizar esta entrega, me interesa resaltar la observación siguiente: cualquier dominicano que tenga a uno de estos individuos como su líder político tiene que revisarse. El tal, tiene que revisar su educación, su conocimiento de la historia, su conciencia, su patriotismo, su vergüenza, su dignidad, su moral, sus escrúpulos, su sentido común y hasta su salud mental, mucho más, los que estén pensando en Ramfis Domínguez Trujillo, como opción presidencial. De esa pandilla, ninguno sirve…todos son unos malvados.

A mis lectores les dejo la palabra.

Posdata: por seis o siete semanas no publicaré mis artículos. Unas necesitadas vacaciones y un tiempo para reponerme de una cirugía de la espalda para corregir la problemática de salud que me causa una hernia discal, me mantendrán alejado de la labor de escribir. Si Dios permite que todo salga bien, es posible que antes del tiempo estipulado, esté de nuevo con ustedes. Reciban de mi todo mi cariño, que un hombre es capaz de sentir por los suyos.

Comentarios