El PRD tiene la oportunidad de reencontrarse con ex dirigentes

0
211
Olga Capellan

Por Olga Capellán.-

Tras la poca democrática recién celebrada Convención Nacional del Partido Revolucionario Moderno (PRM) el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) tiene la gran oportunidad de reencontrarse con numerosos ex de sus dirigentes que se marcharon del seno del partido, porque creyeron que encontrarían una nueva casa donde fluyera la democracia interna, cosa que en la práctica fue todo lo contrario, según se vio en dicho evento, el cual debió ser una Fiesta de la Democracia Dominicana.

La Convención del PRM enseño el refajo a sus viejos dirigentes, donde se puso en práctica las viejas artimañas políticas de cierto miembros de ese partido, que con el disfraz de llevar sangre joven al seno del mismo, repartieron el botín político entre Luís Abinader é Hipólito Mejía, y dejaron  a los demás miembros del mismo en vilo, porque al parecer en ese partido sólo tienen derecho aspirar, Abinader que es el dueño de la fiesta y Mejía, quien toca la música.

Ante tal situación es la gran oportunidad que tiene el PRD para reencontrarse con sus ex dirigentes que habían abandonados las filas del partido blanco, y en eso tiene razón el Ing. Miguel Vargas Maldonado, cuando deja la puerta abierta para un posible regreso de todo aquel que así lo desee, y así tener de nuevo a sus viejos compañeros, que abandonaron al PRD sin haberse percatados que se irían a un futuro incierto, y así lo fue, quienes se marcharon enfrascados en una lucha de intereses, a sabiendo que el PRM nació carente de visión política.

Tras las elecciones presidenciales del 2012, el PRD luego de la derrota de su candidato Ing. Hipólito Mejía, sufrió su última división donde el sector hipolitista que formó tienda aparte, fundándose de igual manera al Partido Revolucionario Moderno (PRM) llevándose consigo gran parte de su cúpula dirigencial, entre ellos los llamados Viejos Robles y gran parte de los simpatizantes del PRD, quedando mermado si se quiere decir, pero con una visión clara para salir a delante bajo la conducción del Ing. Miguel Vargas Maldonado, quien ha sabido mantener viva la esencia perredeísta, el glorioso Partido Revolucionario Dominicano volverá a ser como vuelven los ríos a sus cauces.

A pesar de la confusión política de los actuales momentos que entorpece el proceso, creo y no temo a equivocarme, el PRD será el gran ganador del mismo, dado que a consecuencia del nuevo fenómeno político que ha surgido en el país, como Ramfis Domínguez Trujillo, que ha revivido la esencia trujillista  que estaba dormida, pero no desaparecida, en mismo también ha despertado una especie de encanto a la juventud del país, lo que significa que el mismo va ganando terreno sobre los partidos tradicionales.

Pero en la política tradicional dominicana se perfilan tres frentes para las próximas elecciones, formados por binomios, por un lado el PLD, por el otro el PRM, y el PRD que se perfila como el gran beneficiario, de los problemas internos tanto del PLD, como del PRM, lo que le daría la gran oportunidad a su presidente, Ing. Miguel Vargas Maldonado, de ser el receptor de todos esos dirigentes que se siente maltratados en sus respectivas organizaciones, lo que deberán ser acogidos con beneplácito en el seño del partido del jacho prendío.

El enfrentamiento entre Leonel Fernández y el actual presidente de la república Danilo Medina, pone en peligro la permanencia del PLD en el poder, el pugilato que llevan a cabo entre Luis Abinader é Hipólito Mejía, ha debilitado al PRM como partido opositor, mientras que el constante crecimiento que está experimentando el PRD, con el ingreso de nuevos miembros y el regreso de los Viejos Robles lo convierten en una verdadera opción de poder, aún así no se vislumbra un claro ganador para las elecciones del 2020.

La 4ta columna viene siendo Ramfis Trujillo Domínguez, pero que dado el caso y al ser nieto del tirano, posee ciertas limitaciones para poder ser candidato en la República Dominicana, la 1ra.  de ellas: es el artículo 20 de la Constitución del país que prohíbe que descendientes directos de Trujillo participen en la política interna de la nación, 2da. Tiene doble nacionalidad, ya que no nació en el territorio nacional y 3ro. No cumple con el requisito de  residir en el país por más de 10 años, si se parte desde ahí que debidamente queda descalificado.

Ramfis sin embargo, ha despertado un lobismo por la política entre la juventud dominicana, no sin dejar de lado la existencia de la remanencia rancia trujillista que abunda por todo el país, y que le sería tan fácil rendir culto al tirano, en la persona de su nieto, con la esperanza de que este no solo haga un gobierno de fuste duro, sino también que le brinde las oportunidades y los privilegios que obtuvieron durante los 31 años que permaneció el sátrapa en el poder.

En nuestro país se dan varias situaciones, por un lado la falta de liderazgo con don de convencimiento, y por el otro: la falta de respuestas a los problemas más perentorios que aquejan a la sociedad nacional han hecho que la población en general alberge su esperanza en alternativas, que aunque en el país no son muchas las existentes, pero al menos se hace el intento, es de ahí el interés de muchos ciudadanos en desechar todo tipo de propuestas de los partidos tradicionales, porque no han visto en ellos la voluntad de dar una respuesta satisfactoria a dichos problemas.

Sin embargo, si en la situación actual por la que atraviesan los principales partidos tradicionales dominicanos, y si medimos el nivel de aceptación de cada uno de ellos, también valdría la pena comparar las rivalidades entre las figuras que dominan el escenario político y el nivel de simpatía a lo interno de estos partidos.

Como dijéramos anteriormente, nos referimos al PLD, PRM, y PRD, siendo este último el único de esas organizaciones que está presentando un ligero crecimiento político y en el que no se visualizan divisiones internas por aspiraciones y candidaturas presidenciales., es decir el Partido Blanco ha logrado de mano del Ing. Miguel Vargas Maldonado, disciplinar a sus dirigentes, lo que hacía falta desde hace mucho tiempo.

Por último, el Partido Revolucionario Dominicano está compelido a recibir a todos aquellos que han decididos regresar a su casa política y así recobrar el terreno perdido, si en verdad desea convertirse nuevamente en una opción de poder, ya que a río revuelto, ganancia de pescadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios