Manejo de los desechos y residuos hospitalarios en la República Dominicana

0
464

Por Consejo Editorial Defensor del Pueblo

El Defensor del Pueblo, como órgano constitucional que tiene la misión establecida en la Constitución y en la Ley No.19-01 de contribuir a salvaguardar los derechos humanos, fundamentales y medioambientales, así como supervisar el correcto funcionamiento de los órganos del Estado, promueve que la ciudadanía y los servidores públicos conozcan sus derechos y obligaciones. En el presente texto, nos referimos a las inquietudes sobre los niveles de cumplimiento de las normas existentes sobre los desechos y residuos hospitalarios.

¿Cuáles son las normas existentes para el manejo de estos desechos? ¿Están habilitados todos los centros de salud para manejar adecuadamente estos desechos? ¿Cuáles son las instituciones responsables de la vigilancia y cumplimiento de estas normas?

En la actualidad existe el decreto No. 126-09, el cual establece el reglamento sobre los desechos y residuos generados por los centros de salud y afines, en cuyo artículo 1 se establece que el objeto del mismo es “Regular todas las actividades en el manejo de los desechos y residuos de servicios de salud y afines, desde su generación hasta su destino final; incluyendo las acciones de segregación, envasado o embalaje, movimiento interno en el establecimiento, almacenamiento transitorio, traslado externo, tratamiento y disposición final, de forma que garantice la protección de la salud, el medio ambiente y los recursos naturales”.

En el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales se ha creado la Norma para la Gestión Integral de Desechos Infecciosos, la cual incluye el manejo, segregación, almacenamiento transitorio, transportación, tratamiento y depósito final. Esta reglamentación tiene muchos puntos coincidentes con el decreto No. 126-09 anteriormente citado.

En ambas normas se advierte que están previstas las mayorías de las acciones y procedimientos para el manejo de los desechos y residuos producidos por los centros de salud y afines. Sin embargo, en la práctica estas normas se convierten en letras muertas, por diferentes razones, entre las cuales se destacan: falta de recursos humanos y financieros, falta de supervisión, vigilancia y control y ausencia de coordinación entre las instituciones.

Frente a esta situación, preocupa la falta de cumplimiento de estas normas en los principales centros de salud del país, la poca cantidad de empresas que se dedican a este tipo de actividad comercial, la falta de recursos a los centros de salud públicos para el establecimiento de unidades de manejo de residuos y desechos infecciosos, la ausencia de preparación del personal administrativo y de limpieza para el manejo, tratamiento y clasificación de estos desechos.

Resulta imperativo establecer políticas públicas destinadas a reducir los riegos para el personal de los hospitales y la población, tomando en consideración que hay poca conciencia de los riesgos que implica el manejo inadecuado de estos desechos, lo cual puede degenerar en problemas de salud pública que en la actualidad se pueden prevenir.

Una de las acciones que se pueden implementar para mitigar los efectos nocivos para la población que podría producir el manejo inadecuado de los desechos hospitalarios, es que el Estado como responsable el manejo de los servicios públicos, establezca normas de incentivos para las empresas que deseen dedicarse al tratamiento y transporte de los desechos producidos por los hospitales públicos. Esta iniciativa, fomentaría la creación de empresas para que se dediquen a este tipo de actividad especializada.

En síntesis, el Defensor del Pueblo preocupado por esta problemática hace un llamado a todas las instituciones que tienen bajo su responsabilidad poner en práctica las acciones establecidas en las normas descritas precedentemente, a los fines de que en el futuro se eviten brotes de infecciones y epidemias que provoquen la pérdida de vidas humanas y que posteriormente el control y erradicación cueste más que las medidas preventivas que se puedan tomar ahora.

¡Acércate! Estamos ubicados en la avenida Tiradentes, esquina 27 de Febrero, en la Plaza Merengue, Sector La Esperilla. También, puedes contactarnos a nuestro teléfono 809-381-4777, o al correo electrónico info@defensordelpueblo.gob.do, y seguirnos a través de las redes sociales. ¡Tu derecho es nuestro compromiso!

Comentarios