Mi familia vive del turismo

0
251

Hay días en los que pueden vender 250 dólares y hasta 300 dólares.

Good morning, comment allez-vous?, dicen sonrientes los vendedores a los cruceristas estadounidenses y canadienses, encantados por la amistosa bienvenida.

Vendedores de artesanías, pinturas, sombreros y de otras preciosas piezas esperan el amanecer de cada día para recibir a los cruceristas que desembarcan en el puerto Amber Cove y a turistas hospedados en hoteles en Puerto Plata.

34 mesas repartidas entre La Puntilla, frente a la Fortaleza San Felipe y Cosita Rica, en Long Beach, en el Malecón.

La llegada de cruceros ha sido un bálsamo de prosperidad para los puertoplateños. El año pasado, 1.2 millones de cruceristas visitaron la República Dominicana. La economía es mucho mejor ahora en Puerto Plata.

Comentarios