Difteria: prevención y control

0
267

Dr. Bienvenido Segura

En República Dominicana la difteria ha sido prácticamente eliminada. El más reciente brote de la enfermedad fue en el 2004 y en lo que va de ésta década el número de casos se ha reducido a uno por año.

Este control se debe a las políticas de promoción de salud y prevención del riesgo de enfermedades que desarrolla el gobierno a través del Ministerio de Salud, que incluye el programa de vacunación al cual la población tiene muy fácil acceso.

En una evaluación realizada recientemente por el Programa Ampliado de Inmunizaciones, la cobertura de vacunación para la difteria y otras enfermedades es superior al 85 %.

Tan pronto comienzan a registrarse casos confirmados de difteria en algunos países de la Región de las Américas, específicamente en Haití, Venezuela, Brasil y Colombia, el Ministerio de Salud de la República Dominicana implementa medidas tendentes a prevenir la ocurrencia de casos en el país.

Cuando se notificó el primer caso y se determinó que fue importando desde Haití, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica emitió el Protocolo de Vigilancia de Difteria, donde se describe la importancia del evento, las características epidemiológicas y clínicas, los objetivos y la población bajo vigilancia, las definiciones operativas y las tareas y los tipos de vigilancia.

Dentro de las 24 horas que siguieron a dicha notificación y al deceso del paciente, el Ministerio de Salud Pública alertó a la población ante el incremento del riesgo de un brote de difteria en el país.

En esa Alerta Epidemiológica se instruyó a la población, a las Direcciones Provinciales y Areas de Salud, al Servicio nacional de Salud, a los prestadores de servicios de salud, trabajadores de puertos de entrada y salida y a empresas turísticas para que implementen acciones preventivas, priorizando a segmentos o grupos de personas que viven en condiciones de vulnerabilidad.

Desde ese momento se realizan reuniones de coordinación con asociaciones de productores agropecuarios, ingenieros constructores y las demás empresas que utilizan mano de obra haitiana para que den facilidades y promuevan la vacunación contra la difteria de todos los trabajadores y sus familiares.

La realidad es que ante esta amenaza, el gobierno dominicano a través del Ministerio de Salud Pública está dando respuestas oportunas y efectivas para reducir el riesgo de ésta y otras enfermedades que ponen en peligro la salud y la vida del pueblo dominicano.

Debemos mantener la fe, la esperanza y la seguridad de que todos unidos y con la ayuda de Dios, superaremos con éxito ésta seria amenaza a la salud.

1ro. de abril del año 2018.

Comentarios