El docente y la decencia, reclaman justeza y respeto

0
192

‘’El docente es el sujeto que hace que las cosas difíciles parezcan fáciles’’. Ralph Waldo Emerson.

Por: Carlos Martínez Márquez

La complejidad de ser docente es una gran responsabilidad profesional y enfrenta retos constantes. Es una tarea intelectual muy compleja, en donde debe primar la ética, la disciplina, el compromiso, la creatividad y la pasión.

La docencia en la eclosión del siglo 21 es trascendental, debido a los cambios volátiles en cuanto a tecnologías y desafíos que experimenta el mundo científico; es por ello que quiero reiterar en esta entrega, sobre lo que ya he escrito anteriormente, basado en  la importancia de la preparación global, de que el docente está comprometido en los procesos de enseñanzas, enfocados en la preparación, formación, trabajo, participación y construcción. El vínculo del docente con el educando no ha sido menos que certero, respecto a la  influencia o trascendencia en el desarrollo del país.

El estado no puede estar ajeno a los procesos que enfrenta la nación cuando de por medio esta la parte docente, como la base de preparación y elaboración del diseño curricular que estén acorde a los tiempos. No es sencillo, no! El docente en países como el nuestro, no ha tenido la fortuna de merecer un sincero respeto, por sus méritos que conlleve al reconocimiento por sus atributos intelectuales, (‘’y más cuando ha estado la política de por medio’’), que han tenido que ver históricamente, en formar profesionales en todas las áreas científicas.

El docente ha sido y será una parte importante en la composición y formación, de una sociedad que exige constantemente cambios, para mejoras en la calidad de vida de la gente, lo que los  convierten en referentes y tutores de una nueva generación, que se encargaran de seguir el camino correcto hacia las conquistas de estos tiempos y de grandes desafíos; nuestro país ha parido grandes hombres en las diferentes áreas y con muy buenas referencias para dejar por sentado, de que la persona responsable en crearlos es el docente, quien  ha tenido la responsabilidad y la encomienda de llevarles a puerto seguro, para que a su vez, sean entregados a la sociedad como  activos humanos, listos para enfrentarse a la vida.

El gobierno, en representación del estado, específicamente, ha invertido una suma cuantiosa de dinero en educación. No tengo dudas, que los resultados se verán más adelante: la inversión tiene que siempre tomar en cuenta a los docentes, cuando se trate de mejorar la calidad educativa, a través de su Ministerio de Educación. Lo mismo tiene que hacer el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología, de elevar el nivel de las escuelas de estudios superiores bajo su tutela. Y necesariamente, tendrá que siempre… contar con el ‘’pie de amigo’’ del docente para que la nación logre sus objetivos de desarrollo en todas sus dimensiones, y para los años venideros. El docente no solamente es el quien se limita a estar en las aulas: para estar en ellas, hay que implementar una serie de estrategias didácticas que impacte positivamente a los estudiantes y precisamente, fuera de ellas, es cuando más se trabaja, para que en el terreno docente luzca tan digerible la transferencia de conocimientos. Viendo en perspectiva la labor del docente, el estado tendrá que de algún modo, motivar, incentivar y apoyarlos en cuanto a los requerimientos, que les confiere su derecho a mejorar su calidad de vida y seguir ejerciendo con decoro, la actividad, para lo cual fue formado, como la de servir  a la nación.

Ojala, las autoridades de turno, entiendan que la armonía debe de ser vertical y horizontal, prohijando la buena fe de las partes involucradas, en los procesos de formación y desarrollo de la nación. Tomemos en cuenta a la profesión más importante del universo desde siempre, como es la transferencia de conocimiento para toda la generación. Ser docente y enseñar no es fácil, no tenemos como pagarles y mucho menos, nunca sabremos en términos monetarios cuanto nos cuesta tenerlos de nuestro lado. Y más sin embargo, poco se le toma en cuenta para que tengan    la certeza, de que los pagos, les sean honrados de manera puntual. Eso es preocupante e inquietante.

Comentarios