Procurador solicita extradición de dos ciudadanos haitianos

0
148
El procurador Jean Rodríguez dijo que remitieron formalmente la solicitud de extradición de dichos ciudadanos al Ministerio de Justicia de la República de Haití, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX).

Los requeridos son responsables del asesinato de una pareja de dominicanos en Pedernales

Afirma la petición está amparada en el Convenio sobre Extradición de Montevideo, del que tanto la República Dominicana como la República de Haití, son signatarias.

PEDERNALES.- El procurador general de la República, Jean Rodríguez, reveló este jueves que solicitó la extradición al país de los ciudadanos haitianos identificados como Luis Bom y Francisco Bom, a los que se les atribuye ser los presuntos responsables del asesinato de una pareja de esposos dominicanos en esta provincia fronteriza.

El procurador Rodríguez explicó que Luis Bom fue detenido en el vecino país de Haiti, cuando iba a bordo de la motocicleta propiedad del hoy occiso, Julio Reyes, mientras que su hermano, Francisco Bom, aún no ha sido detenido.

Al encabezar junto al ministro de Defensa, teniente general, Rubén Darío Paulino Sem, un encuentro con autoridades de esta localidad, el magistrado Rodríguez dijo que con ese propósito remitieron formalmente la solicitud de extradición de dichos ciudadanos al Ministerio de Justicia de la República de Haití, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX).

“Hemos cumplido el trámite legal para que esos ciudadanos haitianos puedan ser extraditados desde su nación a la República Dominicana, a fin de que respondan ante la justicia penal del país, por presuntamente haberse asociado para asesinar al señor Julio Reyes Pérez Matos y causar heridas de gravedad que posteriormente le ocasionaron la muerte a la señora Neyda Miladis Urbáez Féliz, con el fin de robarles”, expresó el procurador general.

Respecto a la solicitud de extradición, el magistrado Rodríguez explicó que la misma está amparada en el Convenio sobre Extradición de Montevideo, suscrito en Montevideo, Uruguay, el 26 de diciembre de 1933, resaltando que tanto la República Dominicana como la República de Haití son signatarias de ese instrumento jurídico internacional.

El procurador señaló que en su artículo 1, ese acuerdo establece que “cada uno de los Estados signatarios se obliga a entregar a los individuos que se encuentren en su territorio y estén acusados o hayan sido sentenciados, siempre que el Estado requiriente tenga jurisdicción para juzgar el hecho delictuoso que se imputa al individuo reclamado. También, que el hecho por el cual se reclama la extradición tenga el carácter de delito y sea punible por las leyes del Estado requiriente y por las del Estado requerido, con la pena mínima de un año de privación de la libertad”.

El magistrado Rodríguez expresó además, que las normas del derecho nacional e internacional garantizan a los señores Francisco Bom y Luis Bom, todos sus derechos a un debido proceso.
Con relación a Francisco Bom, expresó que según las investigaciones, una vez ocurrió el hecho éste emprendió la huida a Haití y allí habría sido detenido. Dijo que en el caso de Luis Bom, éste también habría sido detenido en Haití con la motocicleta propiedad del occiso Julio Reyes, y en la cual se presume que emprendieron la huida luego de supuestamente haber cometido el lamentable y condenable crimen, que ha causado gran consternación en la provincia Pedernales y el país.

Avanzan investigaciones

El procurador general dominicano dijo que desde que ocurrió este condenable hecho le han dado estricto seguimiento y explicó que el Ministerio Público de esta demarcación ha trabajado en el proceso de investigación, logrando reunir durante el proceso pruebas testimoniales y materiales que vinculan a los referidos nacionales con los hechos que se les imputan.

La información está contenida en un comunicado de prensa, el cual expresa que durante la reunión con autoridades de Pedernales, el magistrado Rodríguez reafirmó el compromiso de la lucha contra la impunidad y dijo “que se mantendrán firmes para traer a esos ciudadanos a la República Dominicana para que respondan en los tribunales por los graves hechos que se les imputan”.

En ese sentido, destacó que el Ministerio Público está inmerso en un proceso de modernización para lograr respuestas efectivas en el combate de los delitos. Dijo que ello ha permitido avanzar y tener resultados en las investigaciones, como ha ocurrido en el presente caso, que en pocas horas se logró determinar quiénes eran los autores materiales, levantar evidencias, y lograr procesar en forma ágil la solicitud de extradición.

Dijo que el Ministerio Público le atribuye a los haitianos Francisco Bom y Luis Bom la violación de los artículos 295, 304, 265, 266, 379, 381, 382, 385 y 386 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan el homicidio voluntario agravado, la asociación de malhechores y el robo agravado.

Mediante la investigación se ha establecido que en fecha 19 de febrero del presente año 2018, a las 8:30 horas de la noche, fue levantado el cadáver del señor Julio Reyes Matos, el cual presentaba heridas en diferentes partes del cuerpo. El cadáver fue encontrado en una finca de su propiedad, ubicada en la sección Las Mercedes, paraje Sitio Quemao del municipio y provincia de Pedernales.

El mismo día, precisa, que fue encontrada tirada en la carretera, con heridas de gravedad y con quemaduras, la señora Neyda Miladis Urbáez Féliz, quien fue recogida por una persona y llevada al Centro Médico Dr. Elio Fiallo de Pedernales y posteriormente trasladada a la Plaza de la Salud en Santo Domingo, donde fue atendida e ingresada en cuidados intensivos desde el día 19 de febrero de 2018 hasta el 17 de marzo de 2018, cuando, a causa de las severas heridas y demás lesiones, también falleció.

Los resultados preliminares de la autopsia practicada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) a los cuerpos indican que el deceso de Julio Reyes Matos se produjo a causa de una hemorragia externa causada por heridas múltiples, mientras que el de su esposa Neyda Miladis Urbáez Féliz se produjo a consecuencia de graves heridas que la mantuvieron en estado de coma por varios días.

Comentarios