Si es así, ¡ qué lamentable lo que se dice!

0
202

De acuerdo con una información aparecida en la prensa local, el Ayuntamiento del Distrito Nacional, finalmente logró un acuerdo con la Agencia Bella, para recuperar, en favor de la ciudadanía, la gente de a pies específicamente, el tramo de la acera peatonal en la avenida John F. Kennedy, en el tramo comprendido entre las calles Gracita Álvarez y Luis Lembert, que desaprensivamente, ya que no cabe otro término, había sido ocupado, desde hace años, por la referida empresa.

Indudablemente que la acción ha sido considerada como una loable iniciativa por parte del alcalde David Collado, por lo que merece ser felicitado no cabe duda, luego de tanto tiempo en que la gente transeúnte nuestra que caminaba por el lugar, se veía obligada a tener que lanzarse a tan peligrosa avenida, corriendo el riesgo de ser atropellada por cualquier vehículo en marcha, como de seguro tuvo que haber ocurrido en alguna ocasión.

No obstante, a pesar de que ciertos detalles en relación con el acuerdo de referencia, fueron incluidos en la reseña periodística que recoge la prensa local (“Diario Libre”, del 14-3-18, página 18), se ha filtrado una estela de rumores respecto de la forma en que fue beneficiada la mencionada empresa, con relación al convenio arribado, y que la misma cediera el espacio peatonal ocupado, para recuperación de la acera pública obligada a liberar.

Los comentarios que circulan afectan bastante la imagen del señor David Collado, lo cual no resulta conveniente para sus aspiraciones políticas conocidas por la sociedad local. Se habla incluso de muchos allantes por parte de este, como se dice en buen dominicano, para luego tener que caer rendido a los pies de los dueños de esa empresa importadora de vehículos, accediendo complacidamente a sus injustas demandas, teniendo a la mano, y pudiendo hacer uso de todos los recursos legales pertinentes para la recuperación de ese vital espacio público, “usurpado” por tal poder económico, como siempre. Se podía proceder sin perjuicio alguno para el Ayuntamiento, es lo que se considera.

Por eso, resultaría muy de lugar, casi un deber, que a pesar del buen sentir social logrado, por haber ganado el pleito a esos turpenes comerciantes de vehículos, el señor David Collado, aireara públicamente, con amplia difusión, todos los términos del acuerdo definitivo a que arribara con la Agencia Bella, en torno al asunto de que se trata, para despejar las dudas que se han tejido sobre el susodicho acuerdo de concesión territorial, con el Ayuntamiento del Distrito Nacional, haciendo honor este último a funciones que le son muy propias.

¡La gente aquí debe conocer lo que en realidad se hizo!, y así evitarse los malos juicios posibles, si es que se procedió tal debía ser, obviamente, No se puede perder de vista, la desconfianza que tiene la población en los políticos locales que ostentan cargos públicos.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpres.com

 

Comentarios