Las incongruencias de David Collado

0
223

Hace algunos días, la alcaldía del Distrito Nacional, anunció con bombos y platillos, que realizaría una jornada de limpieza, nada más y nada menos que en las avenidas, Winston Churchill, Abrahán Lincoln y Núñez de Cáceres, como si se tratase de una acción de emergencia en la que el cabildo nos libraría de varias toneladas de basura acumulada en esas importantes arterias de la ciudad.

Pero realmente, resulta que donde existe un cúmulo preocupante de basura, no es precisamente donde, David Collado, anunció el operativo de limpieza, sino en los barrios periféricos a las avenidas, Nicolás de Ovando, Barney Morgan, Duarte y Padre Castellanos, lugares en donde la basura está contaminando la ciudad e impidiendo el tránsito de las personas que se desplazan por esas zonas.

Resulta inaceptable que a esta fecha, la alcaldía del Distrito Nacional, continúe dando palos a ciegas sin un rumbo definido sobre sus obligaciones, intentando esconder su incapacidad con incongruencias absurdas que solo buscan distraer la atención de los munícipes, realizando acciones que procuran la opinión favorable de los sectores menos afectados por la ineficiencia en los servicios que demanda la población.

Lamentablemente, la Capital está convertida en un basurero que resalta a la vista de todos. Sin embargo, David Collado, intenta desesperadamente minimizar los estragos de ese desastre sanitario, anunciando jornadas de limpieza en sectores que no ameritan una intervención de las autoridades municipales, poniendo de manifiesto su incapacidad para acudir al rescate de un segmento de la población que sufre las consecuencias de la insalubridad causada por la acumulación de basura.

Lo cierto es que “El emprendedor”, no ha logrado dominar el tema de la basura, sencillamente porque en lugar de aplicar políticas de manejo responsable de los desechos sólidos, dirigidas a sanear los barrios de la zona norte, ha puesto su gestión al servicio de los sectores menos vulnerables de la Capital, olvidándose por completo de los barrios que realmente necesitan la intervención urgente del ayuntamiento.

Constantemente, el Distrito Nacional, genera grandes cantidades de desechos sólidos que deben ser manejados de forma eficiente para evitar su desbordamiento. Pero a sabiendas de esa situación, el cabildo capitalino no ha decidido instalar un solo zafacón en zonas críticas para prevenir que la población se vea precisada a depositar la basura en plena calle.

A estas alturas, el ayuntamiento no ha definido una estrategia para la instalación de contenedores que periódicamente sean supervisados por camiones recolectores para evitar que se formen grandes basureros donde habitualmente la gente deposita sus desechos.

Esa labor estaría recibiendo el soporte de un intenso programa de concientización ciudadana, el cual  ayudaría a armonizar una cadena de responsabilidades que comienza con la generación de la basura dentro de las casas y continúa con su correcto embalaje en fundas plásticas, luego, el depósito de la misma en contenedores, y finalmente, la programación periódica del paso de los camiones, en horas específicas para su recolección.

Empero, lo único que ha ejecutado eficientemente, el Alcalde David Collado, han sido las típicas reparaciones de aceras y contenes, la limpieza de algunos cementerios y la pintura de varios mercados, que pretenden ser exhibidas como grandes logros de su gestión; pero después de eso, el ayuntamiento no ha realizado ninguna acción concreta que permita afrontar con responsabilidad el grave problema del vertedero en el que hemos convertido nuestra ciudad.

Escrito por:

Fitzgerald Tejada Martínez

Comentarios