La recomposición del PRD

0
226
Olga Capellan

Por Olga Capellán.-

Desde las pasadas elecciones presidenciales celebradas en el 2016, se esperaba una verdadera restructuración del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) donde se cambiarían piezas importantes que dieran al traste con el dinamismo de la organización política dominicana, la más grande del país durante los tiempos del Dr. José Francisco Peña Gómez.

Hubo de esperarse casi dos años para que las principales autoridades del PRD se dieran cuenta y tomaran la iniciativa necesaria, para llevar al partido a un estado competitivo para las elecciones venideras a celebrarse el 16 de Mayo del 2020, no solo en los cuadros nacionales, sino también municipales y de las seccionales del exterior.

Ha sido de gran inteligencia la decisión dl presidente del PRD, Ing. Miguel Vargas Maldonado, comenzar hacer los cambios pertinentes en aras de hacer realidad su deseo de que el partido vuelva a participar de manera franca, libre é independiente en las elecciones venideras, no obstante, él como presidente de dicha organización tiene los poderes extraordinarios que le otorgó la pasada Convención Nacional para decidir lo que más convenga para todos los perredeistas, según sus consideraciones.

La primera embestida ha si certera, y es que el líder perredeísta sabe que si no actúa con inteligencia, su partido se quedará en el camino, pero él, cumpliendo con el legado del máximo líder y guía, Dr. Peña Gómez, lo ha entendido, fue por ello los recientes cambios hecho en el seno del partido, con la intención de inyectarle dinamismo, ya que sólo así puede levantarse del letargo que se encuentra desde hace tiempo.

Hemos visto con beneplácito las nuevas designaciones, sobre todo aquella que concierne a las seccionales del exterior donde colocó a uno de los mejores estrategas del partido, quien anteriormente hubo de desempeñarse como su vocero en diversas pres y campañas electorales  pasadas, como lo es el caso del Dr. Carlos Gabriel García, hombre capaz y de gran valor, con vastos conocimientos políticos como pocos dentro del partido de la nueva era.

También saludamos la designación de ese gran dirigente Alejandro Abreu como vocero del PRD, en sustitución de Víctor Gómez Casanova, a Héctor Guzmán, Janet Camilo, Antonio Alma, Juan Santos, Joel  Díaz, Julissa Hernández, Ramón Molina, y demás designados, tomando en cuenta que las mismas designaciones se han hecho en el momento preciso requerido, como lo amerita el partido, ya que en sus hombros descansaran las responsabilidades del crecimiento orgánico partidista.

El Partido Revolucionario Dominicano ha pasado por difíciles momentos luego de la desaparición de su máximo líder, mas sin embargo siempre ha salido airoso, dada la intervención de su presidente, Ing. Vargas Maldonado, quien ha sabido siempre poner a cada uno en el lugar que mejor conviene al PRD, manteniendo la democracia interna y dando la oportunidad para que cada uno desarrolle su labor al frente de los diversos sectores y frentes de masas.

El PRD está conminado a dinamizarse, porque esa es una deuda política que tienen las altas directrices con la memoria del Dr. José Francisco Peña Gómez, hoy más que nunca el pueblo dominicano necesita la intervención para que se cumpla  lo que su líder siempre llamó la esperanza nacional.

La evaluación política estructural en cada demarcación hecha por La Comisión Ejecutiva y  el presidente del PRD ha sido determinante para dicho crecimiento político, siendo así como se logró comenzar con el cambio a los internos, y de ahora en lo adelante es también una responsabilidad de cada uno de sus miembros velar para que se mantenga el legado peñagomista.

A 20 años de su partida, Peña Gómez, aunque no está presente físicamente, pero desde algún lugar del más allá vela por la clase humilde, por los desamparados hasta que su partido cumpla sus promesas, aquellas de hacer un verdadero gobierno por y para la gente, porque ese fue su gran sueño; honor y gloria a quienes los merecen.

 

 

 

 

Comentarios