Dominicanos, los políticos están cercando la nación sin reparo alguno. ¡Hay que abrir los ojos!

0
192

Y, la pregunta obvia que asalta a cualquier pensante medio es, ¿hasta cuándo será permitida esa desaprensiva situación? ¡Las reacciones en contra, ya obligadas, no se observan!

Los bloques innegables que conforman el gran cerco de que se trata, que ya se torna casi insalvable, y del que pasados un par de años más, esta nación no se podrá liberar, son entre otros: la escalera infinita ya del endeudamiento con el exterior, a la cual se le siguen agregando peldaños, a pesar de que en el presente luce impagable, y las chácharas demagógicas, como las justificaciones de los beneficiarios políticos mandantes.

Todo lo contrario, es lo que se advierte indiscutiblemente, pues cada vez que se endeuda más al país a través de la emisión de los llamados “Bonos Soberanos”, con hipoteca obvia de la soberanía nacional, se escuchan las celebraciones de estilo por parte de los funcionarios y los negociadores que intervienen, catalogándole como de gran logro obtenido por la nación.

Otro muro no menos importante lo constituye la corrupción estatal galopante, con la zapata en que se sustenta, la impunidad judicial fehaciente, sin que se prevea intención de enmienda alguna.

¡Esa es una precisión innegable!; aunque, según los prestamistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de su representante en el país, señor Miguel Coronado, dicen que: “Gobierno ataca la corrupción”; “apoya esfuerzo del Gobierno DM”. (Véase periódico “HOY”, del 26-2-18, página 6ª).

Claro, es obvio que, subyace el propósito en tal aseveración de procurar plaza para la colocación de los recursos financieros ajenos que administran; pues, la pregunta obligada que se desprende de tal afirmación sería, ¿cuáles serán los ataques, como los esfuerzos que se verifican, en contra de tan dañoso flagelo?

Lucen ser como flores lanzadas, loas “lamboneriles” al presidente de la República, y promoción por parte del funcionariado actuante respecto del proyecto de reelección en marcha; como, los maridajes con los organismos de financiamiento internacional, todos, que se estilan, para que se siga cogiendo cuartos prestados, y poder cubrir así los déficits estatales que se produzcan.  Solo es esa entidad la que puede ver “correctivos” que no existen, en relación con dicha temática, por conveniencia obvia.

Fuertes compañeros de esos los son, la delincuencia y la criminalidad que desde hace algunos años vienen arropando a la sociedad nacional; ahora, tintados en gran medida por el lavado de activos proveniente del exterior, en que se está sustentando la economía del país, y que ha venido creando una marcada dependencia de grupos mafiosos internacionales, que azaran por supuesto el futuro de todo lo nacional.

Como el puntillazo final, tal lo diría el pueblo llano, está la ampliamente comenzada ya invasión haitiana, que a la postre se habrá de llevar de encuentro la soberanía nacional, con el patrocinio y maridaje fehacientes por parte de un amplio sector de la clase política nacional, y del empresariado antinacionalista local, adheridos a los proponentes en ultramar de la unificación de la isla, por los beneficios obvios que habría de proporcionar tal “hazaña”, en términos de los diferentes ámbitos lucrativos posibles, industriales,  comerciales, y demás que se infieren.

Compatriotas, el cerco está planteado. ¡A despertar, que el tiempo apremia!

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

 

 

 

Comentarios