La táctica correcta (que hacer), es apoyar a Leonardo Faña

0
159

Por Miguel Espaillat Grullón New York, NY, 03/02/2018

Para fines de reflexión, me permito parafrasear los versos del cantor Silvio Rodríguez, del poeta Bertolt Brecht y de otros pensadores.

1- EL Partido Revolucionario Moderno (PRM), está en un momento decisivo de su Joven historia. He aquí la crisis: Lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. No se ha comprendido, que en ese claroscuro surgen los monstruos de la división, el transfuguismo, la traición, la claudicación, la confusión, lo incorrecto, la derrota. En este cataclismo, los nuestros no han comprendido que la era está pariendo un corazón, que no puede más, que estamos quemando el cielo, que hay que acudir corriendo para que no se caiga el porvenir del PRM, ni las esperanzas y el reír de nuestro pueblo; que todo puede ser sombra, dolor, congoja, desesperación, sufrimiento, un llorar de la tierra. No hemos querido regar el tiempo, ni dejar la sombra, ni la casa ni la comodidad del sillón.

2- Tampoco hemos querido hacernos grandes ni liberarnos de las miserias de la opresión, porque aún nos dominan los egos del yoismo, porque somos esclavos de una servidumbre voluntaria, y afectados de hipnosis colectiva y de una obediencia inconsciente y de sumisión también colectiva, ante el poder real que nos explota y subyuga. No hemos roto las tantas cadenas, porque vivimos al margen de la práctica de un pensamiento crítico ante la manipulación de los medios que se aprovecha de nuestra ignorancia y ante los políticos oportunistas y clases que nos oprimen. Estas aberraciones nos llevan a votar y a militar en un Partido que profesa ideologías que están en contra de nuestros intereses. ¿Para conjurar esta situación de esclavitud, de servidumbre, de oscurantismo, de abusos, de marginalidad, de burlas, de opresión, qué debemos hacer?

3- En este claroscuro, no se ha comprendido, que existe toda una trama para destruir a nuestro Partido; que para ese propósito tienen gente dentro que hacen de “Caballo de Troya”. En esa nebulosidad, la traición se está colando vestida de lealtad. Pero también, lo está haciendo la división, de manera inocente para unos, y artera para otros.

4- Los adversarios no quieren que Leonardo Faña sea el Secretario General de nuestro PRM. A ese hombre no le perdonan sus desafíos, sus denuncias. El debe pagar muy caro el haber desenmascarado las visitas sorpresas y la mafia de importación de la “Cosa Agrícola”. Se han hecho reuniones en el Palacio Nacional planificando su derrota. La estrategia es dividir. Usan a Carolina Mejía en esa componenda. Luego, al ver que esa jugada no es suficiente, entonces, inducen a que también salga Chu Vásquez para profundizar esa división. La cuestión es, que Faña tiene que ser derrotado.

5- Cristina (el Kirchnerismo), perdió en Argentina por la división. La ultraderecha se impuso en Chile, también por la división de los oponentes socialistas. Una oposición dividida, jamás vencerá a sus oponentes. El fenómeno de la división no falla cuando se busca infringir una derrota. Pero, ¿es que nosotros como opositores no sabemos de ésta táctica, de sus estrategias y fines? He aquí por qué hablo de lo de inocente de unos y lo de artero de otros.

6- Leonardo Faña se ha constituido en el símbolo de la resistencia en nuestro Partido. El es el único que ha hecho oposición real al PLD y específicamente al danilismo. Entonces ¿por qué no apoyarlo todos a una, si está clarísimo que la participación de varios candidatos a la Secretaria General, solo dará ganancia a la candidata que busca imponer el danilismo?

7- En artículos anteriores he sentenciado, que si Carolina Mejía lograse alzarse con el triunfo de la Secretaria General en juego, ahí mismo se iniciará el desmembramiento de nuestro Partido, no porque yo lo quiera, sino, por una cadena de fenómenos adversos que ella desataría. En primer lugar, la división y el desencanto en las filas de nuestro Partido sería algo inminente. Después, en torno al PRM, con los Mejía sería imposible la necesaria coalición de partidos y el apoyo de la “Marcha Verde”; circunstancia coyuntural ésta, que deben darse para derrotar al PLD.

8- El compañero Chu Vásquez, tiene todos los méritos para ser el Secretario General de nuestro Partido; y es posible que dentro del Partido él tenga más votos que Faña, mas no así fuera del Partido, puesto que fuera del Partido, Faña es el popular, se le reconoce seriedad, vocación patriótica de servicio, y que es el único que le ha hecho oposición real al PLD y al danilismo.

9- Como unas elecciones no se ganan con solo los votos del Partido, dadas las circunstancias del momento que favorecen a Faña con el voto del sector externo, de la Marcha Verde y de la coalición de partidos, entonces, lo estratégico es apoyar a Faña. Esta circunstancia la debieran asimilar el Partido y particularmente Chu, quien en consecuencia debe declinar su candidatura para apoyar a Faña, o en su defecto, que ambos se pongan de acuerdo, en quien debe ser el candidato; ¡pero por Dios, que sea uno solo!

La errática declaración de Alfredo Pacheco

10- El diputado Alfredo Pacheco ha declarado: “el acuerdo entre los principales líderes PRM alrededor de las candidaturas de José Ignacio Paliza a presidente y de Carolina Mejía a la Secretaria General, constituye una madura decisión que impulsa y “garantiza la victoria” del PRM en las elecciones de 2020”. Ante ésta declaración tengo que decir lo siguiente: – Señor Pacheco- usted está errado. Usted aún no ha comprendido, que la realidad por venir, es todo lo contrario a lo que usted piensa, pues si Carolina llegara a ganar la Secretaria General, de inmediato comenzaría la debacle del Partido, por todo lo precedentemente explicado en torno a esa candidatura.

11- También debo observar, que la nominación de Carolina en los términos que Pacheco plantea, constituyen un chantaje y una amenaza; o sea, estamos obligados a elegir a Carolina, puesto que si no lo hacemos, se resquebrará la unidad del Partido, y por ende, tampoco habrá victoria electoral en el 2020. ¿Señor Pacheco, es decir, que la lealtad de los Mejía al Partido está condicionada a otorgarle las posiciones que ellos quieran en nuestra organización, sino, se van? ¿Entonces, lo de ellos es solo puro interés? ¿En sus corazones no existen las patrióticas intenciones para un “Proyecto de Nación”, que ellos predican con tanta pasión? Por favor señor Pacheco, aclárele a nuestro pueblo este punto.

Conclusión

Lo explicado anteriormente lo resumo de la manera siguiente: los estrategas de una facción del Partido, creyendo que Carolina como Secretaria General asegura la unidad y garantiza la victoria del PRM en las elecciones de 2020, le han dado por impulsar la candidatura de Chu para restar votos a Faña, con lo que lógicamente, las posibilidades de Carolina aumentan. Craso error éste, porque ella como Secretaria General, generaría todo lo contrario: división y alejamiento de aliados que necesitamos en un frente opositor de caras al año 2020 para enfrentar y derrotar al PLD. Además, ella vendría a ser la pieza clave junto a su padre con que cuenta el danilismo para “romper” al PRM.

Si los Mejía siguen imperando en nuestro Partido, adiós coalición de partidos, olvidémonos del apoyo de los verdes y de otros sectores externos, e inexorablemente nuestro Partido será derrotado una vez más, que es lo que busca el danilismo en confabulación con los muchos “Caballos de Troya”, que ellos han logrado introducir derribando murallas a base de papeletas y nombramientos. Esta situación daría pie, a que surja una “Tercera Fuerza Opositora”, de la que estoy seguro se volvería mayoritaria en pocos meses, porque el pueblo, acéfalo de un Partido y de líderes verdaderamente opositores, daría su respaldo a esa fuerza emergente, que con un “Proyecto de Nación” y liderado por una humanidad no contaminada por la corrupción, ni confabulada con el peledeismo, derrotará al comesolismo, que tiene al pueblo cansado y jarto hasta la coronilla.

El que tenga oídos que oiga…El que tenga cerebro y corazón que escuche y que actué en consecuencia, para que luego no lloremos amargamente en el muro de las lamentaciones.

Posdata:

En mi artículo de la semana pasada, publicado con el título: “Mejía, lo reto a que me demande por difamación e injuria”, algunos de los que opinaron, hicieron hincapié en señalarme que Mejía no me iba a demandar porque yo era un “don nadie”. Y Tienen razón, quienes así se han expresado. En un país como el nuestro donde no hay una auténtica democracia, el ciudadano de a pie, por más honrado y por mas credenciales académicas que tenga, si no tiene dinero, es “un don nadie” para una gran mayoría de gente como ustedes. Solo es alguien, el que ha adquirido poder y dinero, sin importar cómo lo ha conseguido.

En este tenor, reputación, honra, dignidad, ser alguien, son “virtudes”, solo para los adinerados y gente de poder aunque sean grandes corruptos. Los ejemplos sobran. Félix Bautista, Juancito Sport, El Querido, Miguel Vargas, Díaz Rúa, Rondón, diputados y senadores ladrones y centenas más como ellos, ratifican mi criterio del concepto de quien en nuestra sociedad “es alguien”, en contraposición a un “don nadie”. En nuestro país para una gran mayoría, por un asunto de deformación social y de anti-valores, no vale el ser, sino el tener, por ende, los más corruptos, los más ladrones, los más canallas, tienen las riendas del país. ¿Se comprende?

Otra aclarando: reitero la solución a la excesiva inmigración haitiana. Sellar la frontera y expulsar a los ilegales. Compatriotas, así de simple es la solución.

Comentarios