La luz que agoniza

0
310
Homero Luciano

Por: Homero Luciano

En días pasados, Anahilda García, actriz dominicana, residente en la ciudad de Orlando, como si fuera repasando sus memorias, compartió con los amigos que tiene cautivos en su muro, segmentos de varias de sus actuaciones en el teatro y la televisión.

Dentro del material que esta exquisita dama nos compartió, fue un acto de la obra teatral la “Luz que agoniza” en la que se aprecia su talento de primerísima actriz.

Por coincidencia, esta semana, en mi condición de Presidente de La Organización Latino Americana de Asistencia Social (OLAS), institución que organiza La Feria Internacional del Libro Dominico Hispano, y que este año tiene como centro de interés a la mujer, como víctima de la violencia de género, entré en contacto con el amigo y compueblano Dr. José Miguel Gómez Montero, para que como especialista y voz autorizada en esa materia, participe como ponente en este evento cultural y ponga a circular algunas de sus obras.

Invitación que aceptó, y que infinitamente agradecemos.

Entre otras cosas, el Dr. Gómez nos manifestó, que de las obras que nos presentará, está su más reciente: “El marido psicópata; un monstruo vestido de señor”, libro de auto ayuda, sustentado en el comportamiento del marido que inflige violencia física y psicológica, enmarcando en cierta medida esta obra en el término “Gaslighting”, concepto muy popularizado en la literatura clínica, desde el momento en que el escritor británico Patrick Hamilton, escribiera la novela del mismo nombre en el año de 1938, y que más tarde fue llevada exitosamente al cine y al teatro.

Es así, que el Dr. Gómez y Anahilda, me regalaron el insumo de esta líneas, que generosamente comparto con quienes hacen el favor de leerme, aprovechando la ocasión para recomendarles, La luz que agoniza (“Gas light”), un thriller de corte psicológico que se estrenó en 1944, con la magistral actuación de Ingrid Bergman y Charles Boyer, en cuyos papeles estos hacen de esposos, y en la que el director George Cukor, logra acertadamente resaltar para esa época, la violencia psicológica, en un contexto de relación de pareja; convirtiéndose esta pelicula en un referente obligado para los estudiosos de esta materia.

Ingrid Bergman, por esta actuación fue ganadora del Oscar y del Globo de Oro como mejor actriz del año 1945.

Les aseguro, que ver la Luz que agoniza, vale la pena.

Comentarios