La otra ciencia

0
155

Por: Melvy Cruz

Las culturas o costumbres antiguas, con el transcurrir del tiempo se debilitan al extremo que importantes acciones para el bienestar humano y de equilibrio de convivencia pacífica se pierden.

¿Cuál es el precio de no seguir las reales y necesarias reglas del juego?

¿Qué consecuencias invoca el actualizar o modernizar lo correcto por nuevas costumbres, fruto del apasionamiento inmaduro de los nuevos sabios tontos u hombres de ciencias para servir a los intereses de empresarios?

¿Por qué con tantas abundancias alimentarias como medicina, bienestar, comodidad y recursos millonarios de dinero e inventos modernos, el dolor, el sufrimiento, el estrés, el desasosiego asalta e invade la tranquilidad del alma, en vez de haber felicidad, existe suicidio, depresión y muertes acelerada?

¿Qué beneficios trae tantos inventos para el consumo?

¿Cuál es la conciencia de los mercaderes?

¿Les Importa el bienestar colectivo, comunitario, humano…?

Sin dudas que usted sabe las respuestas. Este planeta está asediado, engañado, dominado por las burguesías, los imperios y los comerciantes de siempre, su dios es el dinero, su misión es hacerse rico con el sudor ajeno y sus principios éticos y morales no existen. Su código es la estafa, el saqueo, el robo público y privado, auspiciado por las leyes vigentes y las costumbres.

Toda ley que rige la sociedad de consumo es prefabricada y revisada por las altas clases y están escritas a su imagen y semejanza para beneficiarles.

Ahora, ¿cuáles opciones o alternativas tenemos las mayorías de afectados?

¿A qué culto o ciencia debemos recurrir?

¿Quién nos dará la razón?

¿Es Dios justo, cuando los representan estos ogros o mercaderes del templo?

Les aconsejo invocar, ejecutar, rogar, pedir, hacia dentro de sí a las fuerzas superiores internas que otros llaman la otra ciencia o el esoterismo antiguo tan viejo y antaño que las nuevas civilizaciones se han encargado de sepultarles porque no les conviene que la humanidad se libere.

Antes la esclavitud era con grilletes y cadenas. Luego el trabajo sin salario, hoy es sin grilletes ni cadenas, pero las invisibles redes del capitalismo ha vuelto esclavos a los hombres libres y el consumismo derrocha la salud, la juventud, la vida, la libertad, el bienestar de la sociedad de individuos.

Usted lo único que debe hacer es despertar conciencia y os se dará cuenta que nos están estafando por las leyes que ellos han creados públicas y privadas, sostenida a través de los siglos mediante la corrupción existente que es financiada por este sistema de ladrones y gánster.

Profesor Reside en Santiago Rodríguez.

Comentarios